}
Home / Ecología y Defensa Animal / “Yolanda”: causas de una catástrofe

“Yolanda”: causas de una catástrofe

El tifón Haiyán o Yolanda que asóló Filipinas el viernes 8 de noviembre ha sido clasificado por meteorólogos japoneses y estadounidenses como el más fuerte de la historia que haya tocado tierra, por lo menos, desde que existen datos documentados al respecto. Está clasificado en la categoría 5, la más alta, y sus vientos alcanzaron los 315 kilómetros por hora con ráfagas de hasta 380. Para hacernos una idea, el huracán Katrina, que afectó a Estados Unidos en 2005, alcanzó vientos máximos en tierra de 280 km/h.

Tifones, huracanes y ciclones son nombres de un mismo fenómeno meteorológico según el lugar del mapa en el que se desarrolle: los tifones se localizan en el Pacífico Noroeste; los huracanes, en Océano Atlántico, Mar Caribe y Pacífico central y nororiental y, por último, los ciclones se circunscriben a la Bahía de Bengala y el Mar Arábigo. Estos fenómenos se desarrollan en distintos períodos del año distintas en cada zona pero todos ellos alcanzan como mínimo una velocidad de 249 Km/h.  Para hacernos una idea sobre la devastación que pueden llegar a causar, son capaces de descargar una potencia equivalente de hasta diez bombas atómicas como las que se lanzaron en Hiroshima. 

Semanas después del paso de Yolanda, el país, que se vió afectado especialmente en las islas de la zona central, Sámar y Leyte, se encuentra en una situación catastrófica desde el punto de vista humanitario. El caos es tal que existen grandes dificultades para hacer llegar a la población las ingentes cantidades de ayuda humanitaria que se están enviando desde el exterior. Ni siquiera se puede realizar una estimación aproximada y fiable de la cifra real de víctimas, que según la Oficina Central de Asuntos Humanitarios de la ONU podría alcanzar el número de 10.000.

Las preguntas que muchos nos hacemos es: ¿se podría haber evitado esta catástrofe?. ¿Podría haberse impedido que Filipinas se convirtiera, según testimonian quienes han transitado por la zona cero del paso de Yolanda, en la estampa viva del Apocalipsis?

AsiaPacific

 

Para poder responder a esta pregunta debemos tener en cuenta las consideraciones siguientes:

1. Situadas justo encima del Ecuador, las islas Filipinas miran hacia el Pacífico Oeste sin prácticamente nada que se interponga en el paso que pueda restar fuerza a las tormentas que se forman en pleno océano. Se trata de una zona de aguas ecuatoriales, muy cálidas que refuerzan los fenómenos tormentosos, llegando a producirse una media de 20 tifones al año. Los meteorólogos hablan de una especie de “piscina de agua caliente” en el área de las Filipinas y Micronesia, el lugar ideal para esos 28 grados de temperatura acuática necesarios para que se formen los tifones.

2. La mayoría de los filipinos, prácticamente el 60% de la población, viven en las zonas costeras más bajas de las islas. La tormenta formó olas de entre 5 y 7 metros que arrasaron poblaciones enteras, entre ellas, la superpoblada Tacloban, en la isla de Leyte, lugar donde las víctimas se han producido a millares.

3. La deforestación de los montes ocasiona que el terreno, desprovisto de raíces que ayudan a mantenerlo compacto, pierda solidez y sea más fácilmente arrastrado por las fuertes lluvias, produciendo, a su vez, aludes de barro que, aparte de causar víctimas en una primera instancia, forman compartimentos estancos que motivan la aparición de brotes de cólera.

4. Las Filipinas forman parte del llamado “Anillo de fuego” volcánico del Pacífico, que discurre por debajo de la corteza continental y que ocasiona regularmente terremotos y tsunamis en las Filipinas. El pasado mes de octubre un terremoto de 7,2 grados causó 222 víctimas en la provincia de Bohol.

5. Subdesarrollo: la población joven y de pocos recursos se traslada constantemente a las zonas costeras en busca de un medio de vida. Allí se produce una superpoblación, lo cual junto a las peores condiciones de construcción de vivienda y la ausencia de planes de evacuación (aún cuando los tifones pueden predecirse con una antelación de tres/cuatro días) puede haber contribuido a aumentar aún más si cabe el alcance de la tragedia.

De todos modos, aunque se contaba con todos estos factores, hay uno que planea sobre nuestra conciencias desde hace mucho tiempo. Nos referimos obviamente al calentamiento global. Esta pasada semana, el representante de Filipinas en la Conferencia de Partes de la ONU sobre el Cambio Climático pedía, sin poder contener las lágrimas, un compromiso de los países más desarrollados y un plan de medidas contra el calentamiento global y en apoyo de los damnificados por los desastres naturales.

Hay quien quiere mirar para otro lado y niega la evidencia de que el desastre de Filipinas esté relacionado con el cambio climático. Sin embargo, el El Panel Intergubernamental de la ONU sobre Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) admite que el calentamiento global ha causado un aumento medio de 20 centímetros del nivel del mar durante el último siglo, lo que podría provocar temporales más fuertes. El aire más cálido, además, podría acumular más humedad y generar más precipitaciones.

Es muy difícil crear un modelo climático fiable a medio y largo plazo y ningún científico se atreve por ahora a dar una conclusión definitiva, relacionando causas y efectos. Aún así, existe una convicción generalizada de que el calentamiento global tenderá a favorecer los fenómenos extremos, no sólo en una mayor virulencia en los tifones (en los que, como hemos explicado, las altas temperaturas del agua son determinantes), sino en sequías, olas de calor, inundaciones…etc.

Aunque en esta parte del globo la vida sigue, para los filipinos, el Apocalipsis ya ha llegado. Es tiempo de prestarles ayuda y de pensarnos el futuro. Porque el calentamiento global ya nos está afectando a todos.

Cómo ayudar a Filipinas

La cumbre de Varsovia busca atar un nuevo pacto sobre el clima para 2015

Fuentes:

Alermet Argentina

Univisión Noticias

20 minutos

National Geographic

 

 

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes