Reciclar móviles para detener una guerra

 

 Hay actualmente, en España, 56 millones de líneas de teléfonos móviles activadas, pero, de los dispositivos, se calcula que apenas se recicla un 5%, según datos ofrecidos por el Instituto Jane Goodall. Dicha organización ha recogido más de veinte mil móviles para reciclar dentro de su campaña Movilízate por la Selva.

El Instituto Jane Goodall relanzó la campaña aprovechando la celebración, en Barcelona, del Congreso Mundial de Móviles (WMC). Se trata, no sólo de concienciar sobre la importancia de reciclar los terminales móviles que ya no se usan, sino de recordar los problemas sociales, ecológicos y zoológicos que origina la demanda de coltán, casiterita o tugsteno, materiales básicos para la fabricación de tecnología.

Según ha explicado el director ejecutivo del Instituto Goodall en España, Federico Bogdanowicz, la campaña se inició en 2009 y ha conseguido que universidades, escuelas, empresas, ayuntamientos y, también, la policía y los bomberos de San Sebastián, hayan donado sus móviles corporativos a la organización.

Bogdanowicz lamentó, eso sí, no poder presentar la campaña durante la reciente celebración del Congreso Mundial de Móviles (WMC) de Barcelona. En España, hay, de media, más de un móvil activo por persona. Más líneas de telefonía móvil que personas. Consumismo y dependencia total de las comunicaciones. A ello hay que sumar todos los móviles viejos que se guardan en casa sin utilizar y, por consiguiente, sin reciclar.

Según el Instituto Goodall, sólo se reciclan menos del 5% de los teléfonos móviles. Es importante señalar que, en estos aparatos, se encuentra el coltán, un mineral que se extrae, principalmente, de la República Democrática del Congo, que concentra el 80% de la producción mundial.

Esta campaña es una forma de denunciar la explotación del coltán y otros materiales necesarios, no sólo para fabricar móviles, sino también ordenadores o consolas de videojuegos.

En al caso del Congo, la extracción de este mineral ha producido una guerra fratricida en el país en la que han muerto cinco millones de personas y otro millón se han visto obligadas a huir. Además, la extracción de coltán y la minería ilegal está destruyendo el hábitat de especies como el chimpancé y los gorilas, en grave peligro de extinción por la caza furtiva y la deforestación.

El Instituto Goodall mantiene un acuerdo de colaboración con la empresa británica Movilbank, dedicada al reciclaje de dispositivos electrónicos y que se encarga de recoger los móviles donados en la campaña.

Fuente: Ecología Verde

Información Campaña Movilízate por la Selva

Puntos de Recogida en España de Móviles para la Campaña del Instituto Jane Goodall

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.