}
Home / Ecología y Defensa Animal / Pacma solicita formalmente la prohibición de los correbous en Catalunya y Valencia

Pacma solicita formalmente la prohibición de los correbous en Catalunya y Valencia

Hoy jueves día 17 de noviembre PACMA (Partido Antitaurino contra el Maltrato Animal) ha presentado al mismo tiempo en los Serveis Territorials de Medi Ambient de la Generalitat de Catalunya y en la Conselleria de Presidència de la Generalitat Valenciana más de 73.000 firmas recogidas en apoyo de la solicitud de modificar el marco legal vigente en ambas comunidades, a fin de reflejar la prohibición de todos los festejos populares que conlleven el maltrato animal. Actualmente, en pleno siglo XXI, son más de 8.000.

entrega-firmas-pacma

La intención es pues, dar un paso más, en el sentido de prohibir los espectáculos y fiestas populares en las que los animales son maltratados y torturados, más allá incluso de las corridas de toros que ya están prohibidas en Catalunya y en la Comunidad Canaria.

Los toros ahogados en Denia, los miles de toros abrasados por el fuego y los ensogados, perseguidos por las calles hasta la extenuación son un ejemplo de estas actividades de ocio en las que aflora el lado más execrable del alma ibérica y del cual a muchos – por fortuna cada vez más – nos gustaría desprendernos para siempre.

El PACMA, partido surgido en 2003, es el mayor de los partidos minoritarios en España y el que más crece en cada cita electoral. El pasado 26 de junio aumentó sus votos nada menos que en un 29% respecto de las elecciones anteriores y es el partido más perjudicado por la Ley d’Hondt que se aplica en los comicios españoles: habría obtenido nada menos que 4 escaños al Congreso de existir la llamada circunscripción única (traducido: que el voto de cada español valga lo mismo con independencia de donde se emita dicho voto).

Las recogidas de firmas son un potente instrumento en la lucha por la defensa de los animales. Otro es el voto: basta leer los programas de los partidos para darse cuenta de la poca o nula sensibilidad de algunos de ellos con el bienestar animal, dejando aparte la hipocresía de quienes alegan amor y respeto por los animales a la vez que promueven «fiestas» salvajes en aras de la tradición (y también de algunos bolsillos).

En lo que respecta a los correbous, PACMA documenta este sufrimiento como sigue:

Los toros ensogados “sufren lesiones en la base del cuerno por el roce con la soga y, por otra parte, las sacudidas de su cabeza para intentar liberarse de las cuerdas hacen que puedan sufrir lesiones y desgarros en los músculos y tendones del cuello, dislocaciones cervicales e incluso desnucamiento”.

Los toros embolados sufren quemaduras en la cabeza, los ojos y el lomo, pudiendo quedarse ciegos por el calor del fuego en las córneas.

Los toros a la mar soportan “la entrada de agua por las fosas nasales, que puede producir a los animales neumonía por aspiración”. Además, es frecuente que cada año varios toros mueran ahogados al caer al mar.

Toro embolado: sobran las palabras
Toro embolado: sobran las palabras

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.