}
Home / Ciencia y saber / Olvidar cosas podría hacernos más inteligentes

Olvidar cosas podría hacernos más inteligentes

Un nuevo estudio sugiere que los episodios de olvido pueden estar causados por un mecanismo de seguridad del cerebro, diseñado para evitar la sobrecarga de información. En otras palabras, se trata de un recurso saludable para la operativa del cerebro. 

Esto supondría un alivio para todos los que solemos olvidar dónde hemos dejado las llaves, pero también nos enseñaría mucho más acerca de cómo se comporta el cerebro, algo que los científicos intentan descifrar por todos los medios.

 

Según dos investigadores de la Universidad de Toronto (Canadá), la memoria no está destinada a ayudarnos a transmitir la información más precisa, sino toda aquélla información que nos resulte más útil para tomar decisiones inteligentes en el futuro.

“Es importante que el cerebro olvide los detalles irrelevantes para poder centrarse en todo aquéllo que nos va a ayudar a tomar decisiones en el mundo real”, explica uno de los investigadores, Blake Richards.

Richards y su colega Paul Frankland habían estudiado previamente varias ponencias publicadas con diferentes aproximaciones al concepto de memoria. Algunas de ellas se enfocaban hacia la neurobiología del recuerdo, también llamada persistencia, mientras que otras se centraban en la neurobiología del olvido, o transitoriedad.

“Hemos encontrado muchas evidencias de que existen mecanismos que promueven la pérdida de memoria. Son mecanismos distintos a los que se dedican al almacenamiento de la información”, dice Frankland.

Ambos científicos han encontrado evidencias de un debilitamiento deliberado de las conexiones sinápticas entre las neuronas que contribuyen a codificar los recuerdos, además de señales de nuevas neuronas que tapan o sobreescriben los recuerdos existentes, a fin de dificultar el acceso a los mismos.

Entonces, por qué el cerebro dedica tiempo a tratar de hacernos olvidar?.

Richards y Frankland creen que es por dos razones:

  • La primera, olvidar nos ayuda a ajustarnos a nuevos escenarios a base de liberarnos de los recuerdos que no necesitamos – por tanto, si nuestra cafetería favorita se ha cambiado a la otra punta de la ciudad, olvidar su antigua ubicación nos ayudará a recordar la nueva.
  • La segunda, olvidar nos permite generalizar los acontecimientos pasados, un concepto ya conocido en la inteligencia artificial como regularización. Si sólo recordamos lo esencial de nuestras visitas previas a la cafetería más que cada detalle concreto, implica menos esfuerzo para el cerebro dilucidar cómo nos tenemos que manejar la próxima vez que vayamos.

“Si intentamos movernos por el mundo y nuestro cerebro insiste en aportar constantemente recuerdos en conflicto, ésto nos hará mucho más difícil tomar decisiones fundamentadas”, comenta Richards.

Los investigadores también creen que la cantidad de olvido que podemos llevar a cabo depende de nuestro entorno, con lo cual una serie de cambios rápidos requerirían también unos procesos de olvido más rápidos.

Sin duda, olvidar con demasiada frecuencia información que necesitamos recordar es una experiencia frustrante – y quizás una señal de problemas más serios – pero estos nuevos estudios sugieren que un cierto nivel de olvido es en realidad un mecanismo expresamente diseñado para hacernos más competentes.

Como apunta Richards: “El objeto de la memoria es hacernos personas inteligentes capaces de tomar decisiones de acuerdo con las circunstancias y un importante factor para conseguir ésto es olvidar una parte de la información que conocemos”.

El estudio ha sido publicado en la revista Neuron.

Fuente: Science Alert

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes