}
Home / Ecología y Defensa Animal / Objetivo: Antitaurinos (pero todos)

Objetivo: Antitaurinos (pero todos)

El lobby taurino aprovecha la muerte de un torero para arremeter contra el activismo antitaurino, especialmente en redes sociales.

Ellos tienen el poder y lo van a demostrar. Hoy están abriendo los telediarios de antena 3 y Telecinco con el anuncio de que la Fundación del Toro de Lidia va a echar mano de abogados para perseguir en las redes sociales a todo aquél que se haya pronunciado – con más o menos acierto – sobre el luctuoso asunto de la muerte de un torero en la plaza.

Pero no nos engañemos: el objetivo de la acción no son los cuatro o cinco incautos a los que puedan empapelar con argucias legales, sino que la pretensión verdadera es la de llamar al orden al colectivo enorme y en aumento de personas en España que ha decidido mostrar su repulsa por un – mal llamado – espectáculo, violento, cruel y anacrónico que se fundamenta en la tortura y muerte de un animal.

Como están desprovistos de argumentos razonables, van a ir a degüello contra unos pocos a los que poder apuntalar y ponerlos como enseña y cabeza de turco de un movimiento civil contra el que están perdiendo todas las batallas, una tras otra, a pesar de tener a favor a los grandes poderes del estado, al gobierno y a gran parte de la oposición. Y por supuesto, a todos los grupos de comunicación públicos y privados sin distinción: RTVE, ATRESMEDIA y MEDIASET, que se encargan día tras día de promocionar las corridas de toros en todas las franjas horarias, sin importarles si es o no es horario infantil. En España, en horario infantil no se puede decir «puta», por ejemplo, pero se puede ver en HD cómo maltratan a un animal hasta la muerte.

Hoy, precisamente, he escuchado a un representante de dicha fundación diciendo que en las redes sociales se hace (ojo al dato, que lo dicen ellos) «apología de la violencia» y otros «delitos de odio«. ¡Qué despliege de sensibilidad repentina!. En serio, es que la gente de golpe se duele y siente emociones y empatía cuando lee cosas en twitter, ya ves. En cambio, oye, meten un hierro afilado en el cuerpo de un animal una y otra y otra vez,…durante años y años ¡y aplauden!!.

Apología de la violencia – a ver si lo entienden de una vez – es lo que nos tenemos que tragar día sí y día también en nuestras casas sin haberlo pedido. Porque no hay telediario ni programa de actualidad que no nos saque imágenes de un animal sangrando, aturdido, acosado y perseguido por un sádico que lo tortura hasta matarlo. Y luego nos dicen los presentadores de programas y editores de noticias que ese «señor» que se complace en torturar a un animal es … «un artista». O sea que a comulgar con ruedas de molino, en esto, como en tantas otras cosas.

Eso sí es apología de la violencia de manual y hasta ahora, que sepamos, ningún fiscal se ha puesto a investigarla, a pesar de las miles de cartas de protesta que llegan a las redacciones de los medios y a los defensores del espectador. Ni del clamor que levantó en las redes sociales la última emisión de una corrida en RTVE, nadie absolutamente movió un dedo para evitarlo.

Así, para bien y para mal, las redes sociales son el único lugar donde la gente puede expresar su rabia – rabia acumulada durante años de martilleo mediático – puesto que en ningún otro medio de comunicación social y público se refleja la realidad de lo que la gente está sintiendo ante la tortura continuada de los animales en nuestro país. ¿Por qué tenemos que tragarnos eso y encima pagarlo con el dinero de nuestros impuestos?

¿Incitación al odio? ¿No es incitar al odio el hecho en sí de tratar de otorgar rango de normalidad y «cultura» al maltrato animal?. ¿No es eso una incitación a la violencia contra los animales?, ¿a una práctica que muchos consideramos un auténtico ultraje a la dignidad del alma humana?.

Por cierto que cientos de miles de animales al año mueren en España en corridas y festejos públicos y por supuesto que para los taurinos y los grandes medios de comunicación, este dato carece de la importancia. Como tampoco son noticia los cientos de personas que mueren por accidentes de trabajo o por no tener un techo o una vida digna. Y cuando lo son, apenas concitan una nota a pie de página o una noticia de unos segundos (muchas veces ni eso).

Y aunque la muerte igualmente lamentable del torero Victor Barrio haya sido portada de todos sus serviles medios, me van a perdonar, pero no hay gloria alguna en morir matando, aunque persistan e insistan en dotar a este hecho de tintes épicos. Y no nos alegramos de ninguna muerte porque nosotros no somos monstruos como quienes disfrutan sádicamente haciendo daño a un ser vivo (llamemos a las cosas por su nombre) o viéndolo hacer a otro. Yo, personalmente, no he querido ver esas imágenes: cambio el canal de forma sistemática cuando ponen corridas porque todo esto me parece un horror. Pero me niego a hacer una distinción entre el sufrimiento de un toro y el de un torero.

Y no quieran ensuciar nuestra buena fe, señores de la Fundación del toro, que ya sabemos que sus voceros son maestros en pervertir el lenguaje y los conceptos. Y como decía antes, es probable que muchas veces lo que se dice en las redes es fruto de la rabia acumulada ante tanta mentira compulsiva, ante tanta manipulación informativa. Ante tanto poder de aquéllos que de verdad no sienten compasión alguna por el mal ajeno. No, no hay alegría en la muerte, pero en ninguna. Más bien, todo este mundo de Vds. hacen de nuestro país un reducto de desolación y tristeza: ¿qué clase de arte es este que provoca tanto sufrimiento?.

Pero no intenten ponernos una mordaza para callarnos a todos – eso es lo que de verdad pretenden lograr – porque no lo van a conseguir con sus amenazas. Nosotros no somos unos pobres e indefensos animales. Con nosotros no van a poder, aunque se gasten un dineral en abogaduchos de mierda.

El futuro de este país – por si aún no se han enterado – les ha hecho una rotunda y definitiva espantá.

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes