}
Home / España / Nacionalistas y de izquierdas: con el chándal y los tacones

Nacionalistas y de izquierdas: con el chándal y los tacones

Cantaba Martirio en las sevillanas de los bloques: “Con el chándal y los tacones, arreglá pero informal…” resumiendo aquello tan ibérico (y quizás también universal) de ensayar combinaciones imposibles de looks, vestimentas, tendencias y utilidades.  Este apoteosis de la apariencia encuentra su equivalente moral en eso de pretender valer lo mismo “pa’ un roto que un descosio”, un estar al plato y a las tajadas, un repicar i anar a la processó; esa voluntad de estar a todas y en todas partes a la vez, a fin de recoger a manos llenas las rentas potenciales que una postura y su contraria nos pudieran reportar. Así, cuando cambian las tornas, nadie nos puede tildar de “chaqueteros” o de oportunistas porque de hecho, nosotros siempre estuvimos allí, en el lado correcto, en el de los ganadores.

El arquetipo de esta situación lo tenemos en Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), formación que se dice de izquierdas pero que está dando apoyo de facto a un gobierno nacionalista de derecha como Convergencia i Unió, contribuyendo a los drásticos recortes en sanidad y educación en el contexto del actual desmantelamiento del estado del bienestar; colaborando con su perfil bajo al soterramiento de los escandalosos casos de corrupción que afectan a su socio; o mirando para otro lado cuando se producen los desmanes represores de los Mossos, tan frecuentes en los últimos años. Aún así y sin despeinarse, ERC recoge limpiamente todos los frutos del desgaste de CiU en las urnas ya que, oficialmente, el partido liderado por Junqueras no forma parte del govern.

Esquerra, como su nombre indica, figura como un partido de izquierdas a la par que nacionalista (aunque la condición de nacionalista no suele figurar en la denominación de las formaciones políticas) al que, curiosamente, la mayoría de sus votantes no asocian con las políticas antisociales que está llevando a cabo la Generalitat. En esto hay que reconocer que la formación republicana es maestra. Todos los partidos que han gobernado con ERC en las últimas legislaturas han acabado en la cuneta por su mal gobierno (véase PSC en la devastadora experiencia del Tripartit y ahora Convergència) y, sin embargo, en ninguno de estos casos el partido liderado por Junqueras ha dado muestras de sufrir ningún desperfecto. Más bien todo lo contrario.

Esquerra se nutre hoy en día de un amplio filón de votos tanto del electorado nacionalista como de los votantes de sensibilidad progresista. El nacionalismo y la izquierda han sido ideologías enfrentadas a lo largo de la historia en todos los países del mundo. La pregunta es: ¿se puede ser nacionalista y de izquierdas a la vez?. ¿De qué modo puede integrarse el discurso nacionalista, eminentemente conservador, reaccionario y en muchos casos xenófobo y disgregador con la ideología de izquierdas, internacionalista y que propugna la lucha de clases?. ¿Por qué un partido de izquierdas está dedicado a implementar el soberanismo, la creación de fronteras entre pueblos hermanos que siempre han vivido juntos dentro de la diversidad, cuando el ideal de la izquierda es la unión de los pueblos para defender a los oprimidos de la voracidad de los poderosos?.  Hace unos días Pablo Iglesias, el líder de la formación Podemos advirtió en un mensaje para sus “amigos independentistas de izquierda” tras su espectacular irrupción en las recientes elecciones europeas: “La historia enseña que cuando la cosa se pone fea, las derechas española o catalana solo tienen una patria: su dinero” .

¿Qué es el nacionalismo?

El nacionalismo es una ideología surgida en Europa en los siglos XVIII y XIX con la aparición de las nuevas clases burguesas europeas a raíz de las sucesivas revoluciones industriales que acabaron definitivamente con los últimos restos del antiguo régimen feudal en pos de un nuevo modelo político: la nación-estado.

La burguesía necesitaba crear un sustrato ideológico para atraer a su causa a las masas que anteriormente habían sido prácticamente esclavizadas por los señoríos feudales. Por ello se introdujo el concepto de patria, la comunidad de origen y unidad de destino o tribu de la que, independientemente de la clase social y de la situación económica, todos formaban parte, burgueses, campesinos y obreros de las ciudades.

La patria era la “madre” de todos, aquélla por la que valía la pena luchar, matar y dejarse matar frente a unos enemigos cuya identidad podía fluctuar en dependencia de intereses diversos. El desarrollo del discurso político puede variar en función de la época y del contexto pero este manejo del “nosotros” frente al “ellos” se mantiene como un pilar básico de esta ideología que, llevada a extremos delirantes, fue la causa de los grandes conflictos mundiales del siglo XX y de la muerte atroz de millones de europeos. Hoy el nacionalismo y la extrema derecha, pese a los esfuerzos por consolidar una Unión Europea que neutralizara e impidiera la resurrección de aquéllos viejos demonios, vuelven a asomar la cabeza en países tan importantes como Francia. Un desarrollo inquietante.

Spain is different

Afortunadamente no estamos actualmente en ese punto en España dadas las peculiaridades de nuestra historia. Precisamente, otro nacionalismo, el imperialismo español potenciado en la época de los Borbones y el nacionalismo del siglo XX, culminado con la dictadura del general Franco ha proporcionado una extraordinaria coartada a estos otros nacionalismos que tomaron fuerza tras el restablecimiento de la democracia. Hoy el nacionalismo español está obsoleto y denostado como ideología: a excepción de alguna derecha residual, las formaciones políticas en España se suelen guardar mucho de expresar ideas que alimenten la retórica nacionalista porque, de hecho, es algo así como un espanta-votantes fulminante. También lo es un discurso anti-inmigración abierto aunque haya partidos de todos los espectros que en este sentido mantienen una postura ambigua, es decir, no siempre lo que hacen tiene que ver con lo que predican.

Oriol JunquerasEn cambio, los partidos que representan el nacionalismo vasco o catalán fundamentan su discurso como si el antiguo nacionalismo español aún estuviera perfectamente vigente, pues esto les otorga su razón de ser. Mantener la memoria del pasado imperialista español y los atropellos de la dictadura franquista extinguida en 1975  perfectamente vivos es una prioridad para estos partidos, que se presentan como moderados.

Pero que nadie se engañe: la deshonestidad intelectual que alimenta esta ideología sigue siendo la misma que la alumbró hace dos siglos. “España nos roba” ha sido un lema repetido machaconamente por todos los partidos nacionalistas catalanes sin excepción, un mantra que hoy en día muchos catalanes asumen como una verdad incontestable. No nos roban los poderosos, no nos roban los políticos corruptos, no nos roban los banqueros sin escrúpulos. Nos roban los españoles. Y con esta, otras muchas afirmaciones en torno a la relación entre Catalunya y España que nunca han sido ni verificadas ni contrastadas por unos medios de comunicación totalmente serviles, generosamente subvencionados con fondos públicos.

Otra cosa es que Junqueras se guarde mucho en decir alguna cosa que pueda infundir miedo a las masas de  los cinturones rojos de las grandes ciudades catalanes. Le preguntó al líder de Esquerra un señor de Extremadura residente en l’Hospitalet: “Sr. Junqueras: ¿yo podré seguir siendo español si Cataluña se independiza?- “¡Claro que sí!. Vd. podrá seguir teniendo las dos nacionalidades!”- respondió Oriol sin sonrojarse. También llegó a decir que el idioma español sería lengua co-oficial en una Catalunya independiente (aunque esta afirmación hiciera subirse por las paredes al Comisariado de la ANC con la Sra. Forcadell al frente).

Todo muy integrador, sí, pero España nos roba. Que quede claro. Como te digo una cosa te digo la otra. Es lo que decíamos al principio, con el chándal y los tacones…Nacionalistas y de izquierdas. Si un día llegan a gobernar en solitario sabremos exactamente qué tanto por ciento son de lo uno y de lo otro.

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes