}
Home / Arte e Historia / Las Fiestas Saturnales y el Origen de la Navidad

Las Fiestas Saturnales y el Origen de la Navidad

Era la última fiesta del calendario romano y se celebraba entre el 17 y el 25 de Diciembre, ante diem del XVI de las Kalendas Ianuarias, es decir, dieciséis días antes de las calendas de Enero, cuando, en el inicio del invierno, o solsticio de invierno, el sol había alcanzado el punto más bajo de su trayectoria celeste y los días empezaban a alargarse, asegurando así una nueva temporada de cosecha.

Según el poeta Cátulo, estos eran los días más bellos del año. Dedicada a Saturno, el dios de la mítica “edad de oro” griega, llamada así porque se consideraba un raro período en que los hombres vivieron en paz, sin la necesidad de trabajar, y también se asociaba a los ciclos de la naturaleza, a la alternancia de las estaciones, y, en términos más generales, al paso del tiempo. De hecho, la divinidad correspondiente a Saturno en la mitología griega era Cronos, padre de Zeus y Titán del tiempo.

Para recordar y para rendir homenaje a la igualdad reinante en esos tiempos “de oro”, la pausa de libertad se concedía también a los esclavos, a quienes, en esos días, se les permitía participar en los banquetes junto a los amos, e incluso llegaban a ser servidos por ellos. La gente paseaba disfrazada, mientras, los que ahora llamaríamos tirititeros o artistas de calle, improvisaban sus espectáculos por todas partes de la ciudad. También se intercambiaban pequeños regalos y figurillas de terracota, cera o incluso el llamado pan de la Sigillaria, que aludía a los hombres que estaban sujetos a la suerte y el juego de los dioses.

La fiesta romana de las Saturnales terminaba el 25 de Diciembre, el día del Natalis Solis Invicti, el día del nacimiento del Sol Invicto. En el 274 de nuestra Era fue decretada por el emperador Aurelio como celebración del solsticio de invierno y, algún tiempo después, fue cristianizada como fecha de celebración del nacimiento del Hijo de la Luz.

Primeros cristianos celebrando misa en las catacumbas

Aún así, parece que Cristo, no nació a finales de Diciembre, sino en un momento de otoño no precisado. Fue la situación de ilegalidad en la que operaban los primeros cristianos la que les motivó a trasladar la Navidad al tiempo de las Saturnales, como forma de atraer la atención lo menos posible mientras se dedicaban a celebrar sus propias fiestas.

Las Saturnales, por supuesto, celebraban que Saturno era el dios de la siembra (del latín, satus, a partir de la cual surgía el nombre Saturnus) debido a que el calor del sol era necesario para permitir la iniciación de la siembra y el crecimiento de los cultivos. También era adorado en esta celebración de la muerte de invierno, para que pudiera volver a calentar la tierra nuevamente, de modo que la semilla pudiera empezar a dar los primeros brotes en primavera. El planeta Saturno se llamó así porque, de todos los planetas, con sus anillos y su vibrante color rojo, era el que mejor representaba al dios del fuego.

El Edicto de Constantino de 313 DC, que sanciona la tolerancia entre las religiones presentes en el territorio del Imperio Romano, y el Edicto de Tesalónica del año 380 DC, que declaró el cristianismo religión oficial del Imperio, puso fin a la celebración pagana.

Son muchos los paralelismos entre la tradición romana y la contemporánea. Es bastante obvio en lo que respecta a la iluminación y el encendido de las velas alrededor del templo consagrado a la deidad. En los países de tradición católica, velas y luces de colores son, sin duda, un aspecto importante de la celebración de la Navidad, tanto desde un punto de vista sacro como profano.

Volviendo a nuestros días, si examinamos la festividad navideña contemporánea, es fácil ver cómo los modelos religiosos y populares de las Saturnales se han conservado, con la inevitable diferencia y las distintas aportaciones, incluso a milenios de distancia.

El intercambio de regalos, el aspecto sacro de la celebración divina, la suspensión de las actividades laborales caracterizan, entonces como ahora, las Saturnales y la Navidad, mostrándonos cómo las influencias entre las culturas son de lo más variado y multiforme.

 

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes