Que viene el Flamenco-hindi!

Los protagonistas de “Sólo se vive una vez” en la Tomatina de Buñol

Zindagi Na Milegi Dobara”… ¿mande?… Emmmm, sí…a ver…la traducción, ahora mismo la encuentro…¡Ahí está!:“Sólo se vive una vez”.

¿Qué lo del carpe diem ya lo inventó el poeta romano Horacio? sí, pero… ¿qué otro título podrían haber puesto los indios (de la India… ¿estamos?) a una película que narra el periplo de tres pimpollos que están como un tren – ruego disculpen esta expresión de lo evidente – de paseo por las Españas?.

Pues eso, que haciendo suyo el viejo lema de las Azúcar Moreno, el joven indio Kabir, tras comprometerse en matrimonio, decide celebrar su despedida de soltero por todo lo alto, invitando a sus dos apuestos amiguetes Arjun e Imraan de viaje por nuestro país, con el noble fin de acumular experiencias y buscar nuevos alicientes en tierras de Don Quijote.

Y es así como a modo de road movie los tres emprenden un viaje en coche que les lleva a participar activamente en la Tomatina de Buñol, a disfrutar de los paisajes y las playas de la Costa Brava, y a gozar de distraídas noches de marcha flamenca en Andalucía, entre otras amenidades typical Spanish. Como es de ley, el film cuenta con el patrocinio de Turespaña, pues a nadie escapa sus características de gran spot publicitario, proyectado además en un país cuyas clases medias empiezan a disponer de dinerito para viajar al exterior; vamos, un verdadero regalo que ha ahorrado a nuestras famélicas arcas públicas un dineral en agencias de comunicación y RRPP.

Desde luego que una película de arte y ensayo no es, pero ¿qué quieren? ¡Esto es Bollywood, amigos! Y ya sabemos que las producciones bollywoodienses son para ver y escuchar: música pegadiza y marchosa, coreografías trepidantes, gente guapa-guapísima, amores imposibles y apasionados con final feliz y acaramelado y como diría Blake, el mentalista asturiano, “no le dé más vueltas, no tiene sentido “ (ni se les ocurra buscarlo), pero entretenidas, son.

Y por si fuera poco, el film de Excel Entertainment ha cosechado en 2011 un enorme éxito de taquilla y popularidad en el país de Gandhi, hecho que los premios Filmfare, (equivalentes en la India a los Óscars de Hollywood), han querido certificar otorgando a… (este…perdonen que copie y pegue otra vez) “Zindagi Na Milegi Dobara” los premios a la mejor película, mejor dirección, mejor diálogo, mejor actor de reparto, mejor película para los críticos, mejor cinematografía y mejor coreografía.

A destacar que la cinematografía premiada lleva la firma del barcelonés Carlos Catalán, un director de fotografía cuya carrera ha discurrido entre la Ciudad Condal, Londres y la India, quien, refiriéndose a la película, comenta:  “Es una historia rocambolesca. El tipo de cine que se hace aquí es diferente del de Europa y se basa en las estrellas. Así que a veces es un poco surrealista, pero la verdad es que estoy muy contento y todo el mundo me ha tratado muy bien”.

La canción - baluarte del film, “Señorita”, un hit monumental en el subcontinente, a medias en hindi y en español, está interpretada por la cantaora flamenca María del Mar Fernández y aparece coreografiada en el film por Bosco Martis (también premiado) en una nueva concepción del flamenco à la bollywood que no deja indiferente (o te pones a bailar en el asiento o te mueres de la risa) pero que ya anticipa sin duda un nuevo estilo de fusión: et voilà el flamenco-hindi!  (¿a que mola?).

¿ Escépticos? Pues ahí va una carga de profundidad:

  1. ¿Quién inventó el flamenco? Ajá!
  2. ¿De dónde venían quienes inventaron el flamenco? Mmmmm jejejee…!!

A los avispados que han acertado a contestar a las dos preguntas anteriores: ¡no digo más!. (A quienes se han quedado a dos velas o simplemente recelan de nuestras teorías advertimos que un paseo por la red tampoco les va a dejar las cosas mucho más claras :))

Pero si hay algo que derriba todas las resistencias a esta apología nuestra de lo hindi son las cifras de la industria bollywodiense, con sede principal en Bombay: por si alguien no lo sabe, doblan y triplican a las de Hollywood desde hace años, algo que empezó a suceder ya desde la década de los 70 del siglo anterior, estimando los números del negocio cinematográfico desde todas las perspectivas. Por otra parte, sus estrellas son veneradas hasta límites increíbles y su fama traspasa las fronteras de su ámbito de influencia, siendo Sharukh Khan o la divinísima Aishwarya Rai algunos de los casos más notables.

Si a ello unimos el hecho de que la India es uno de países emergentes, también llamados BRIC (acrónimo de Brasil, Rusia, India y China), sí, sí, esos que emergen y crecen mientras ooootrossss se hunden con todo el equipo (y hasta decrecen), ¿no es motivo suficiente para que cunda el ejemplo de…ejem! … sí… “Zindagi Na Milegi Dobara” y las productoras y administraciones de nuestra España lastrada de paros, crisis y austeridades aprovechen la coyuntura de los premios Filmfare 2012  para buscar y promover oportunidades de coproducir cine con el gigante hindi?, ¿Que Flamenco-hindi? ¡Pues Flamenco-hindi y lo que haga falta! Fuera complejos y prejuicios y lancémonos a la fusión internacional, ¿o es que vamos a quedarnos paraos con toda la pureza de nuestro arte y con los dientes apretados esperando que se nos caiga en la mollera todo el rigor de la gran tijera europea ?.

¡Muévanse, leeeeñeee! que …¡sólo se vive una vez! (o no, pero por si acaso, hagamos por prolongar la presente).

Uy! perdón! …Zindagi Na Milegi Dobara!.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.