}
Home / Entretenimiento y más / Eurovisión, de frikis, algunos milagros y algún susto!

Eurovisión, de frikis, algunos milagros y algún susto!

Representante de Grecia, en 2006
 
 Bien, ya estamos terminando el mes de mayo, asistimos al despertar de la naturaleza, guardamos los abrigos (¡definitivamente!¿?), el sol empieza a remolonear en su cénit, nos vamos a la playa aunque el agua esté como un témpano…
 
No importa, parece que al fin hemos llegado a la cúspide de la estación primaveral, el verano está llamando a la puerta y… ¿adivináis que toca? ¡Eurovisión!
 
¡Ah! ¿que no os importa? sí, sí, podéis llamarme friki y lleváis buena parte de razón, lo confieso abiertamente y sin ambages: nunca me la pierdo, que lo sepa todo el mundo, mis amigos, mis vecinos, el cobrador del seguro, mis compañeros de trabajo, toda la red del Facebook, ahora podré al fin sentirme libre, abrir las ventanas de mi espíritu, reirme del qué diran…
 
Y en este momento empieza mi verdadera revelación (perdonad la falta de modestia, pero es lo que tiene salir del armario cultural 🙂 ):
 
¿Que porqué me gusta Eurovisión? Quizás porque el vetusto festival, ése que adolece de una mala salud de hierro que le hace sobrevivir una y otra vez y reemprender el vuelo cuando parece que agoniza, sea las más de las veces una plataforma mundial de excentridades varias (vosotros que no lo veis, habláis sin conocimiento de causa, yo aún estoy conmocionada por ciertas imágenes ;-)…) ;
 
A pesar de ello, Eurovisión es también parecido a este Bazar: hay de todo y tragarme todas las canciones del festival sin rechistar año tras año (reconozco que más de una vez me he quedado K.O. en plenas puntuaciones, viendo que España no saltaba ni con catapulta del décimo puesto) me ha dado la oportunidad de conocer grandes voces a las que las discográficas que operan en nuestro país jamás abrirían la puerta, así como canciones extraordinarias, surgidas de musicalidades muy distintas a la mediterránea y deslumbrantes puestas en escena que dignificaban la actuación de (supuestos) cantantes que se aventuraban a salir al escenario “sin canción”, como diría el gran Jose María Iñigo.
 
 
En verdad, para muchos países, especialmente del Este, Eurovisión es una de sus pocas oportunidades de promocionarse internacionalmente y tiran la casa por la ventana a la hora de exhibirse ante el personal, aunque esto no pretende desmentir que algunas performances “memorables” del festival han merecido un puesto de honor en la antología de astracanadas televisivas del mundo contemporáneo. Bueno, tampoco está mal ¿no?. Puestos a ver… ¡que sea algo importante!
 
 
Pero dejadme deciros también en su defensa que Eurovisión es aún más que todo eso…este festival es de los pocos escaparates televisivos, sino el único, (sin contar los deportes, obviously) en que los europeos de a pie nos vemos la  cara, es  la  única feria conocida que nos convierte en un todo durante unas horas, lejos de esa posticería política europea (a pesar de que las malas lenguas dicen que también son pólíticas las votaciones, ¡qué se le va a hacer!), pero no deja de tener su punto que una organización tan políticamente correcta (y a veces con una proyección sobre sus administrados un tanto extraterrestre) como es la UE, tenga su contrapunto musical en un festival de una plástica tan incorrecta y tan rarita como es Eurovisión.
 
 
No dejéis, no obstante, que los árboles os impidan ver el bosque, el espíritu de Eurovisión existe: hay ocasiones en que es fácil intuir que ya está todo el pescado vendido antes de que el país número uno sala a la palestra  pero, en ocasiones, el milagro se produce en este escenario de inusitadas propuestas musicales de lo europeo…a veces, salta una chispa de complicidad entre griegos y finlandeses, turcos y belgas, azerbayanos y chipriotas, yo la he visto o, al menos, he creído advertirla y con eso me vale; como aquel día en que los fans del heavy rock  europeo se pusieron de acuerdo para votar en masa a unos tipos disfrazados de monstruos que mostraron con su instrumentación y sus voces que el infierno heavy puede sonar a gloria, o la noche mágica en que Dana Internacional fascinó a la vieja Europa derrochando glamour de diva y arrestos representando nada más y nada menos que a Israel, o los momentos en que voces de ensueño procedentes de países tocados por la varita de Oriente han bañado nuestros sentidos con instrumentos artesanos y melodías creadas por artistas, como los de antes de la era digital y las remasterizaciones.
 
 
Esos momentos son pocos, sí, pero yo he sido testigo de ellos. Y esta semana intentaré brindaros algunos de mis recuerdos, que Eurovisión no va a ser todo Abba y  Massiel… Estad atent@s
 
Tres visiones de Israel en Eurovisión: la simpática, la movida y la rompedora.

Alleluyah – Milk and Honey   

Abanibi- Itzahr Cohen and Alpha Beta   

Dana International – Viva la Diva   

Representando a Bosnia en 2006, con el puente de Mostar al fondo, ciudad con presencia española, en el camino a Sarajevo

Hari Mata Hari – Lejla   

Turquía, a por todas

Ganadora Eurovisión 2010, Hanna Montana versión moreno 🙂

Lena – Satellite

Dani y cuerpo de baile, con espontáneo incluído, y mucha profesionalidad

Dani Diges – Algo pequeñito

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

5 comments

  1. la de alleluya es preciosa, no la conocia es que no habia nacido 🙂

  2. esa de bosnia me encanta!

  3. En Eurovisión, no todos los países (bueno, al menos no todos los años, porque raro es el país que no haya enviado ya un «friki» como protesta antieurovisiva) se toman el concurso a chirigota, o envían temas prefabricados a base de tópicos festivaleros arrancavotos. De vez en cuando, se descubren estilos, cantantes y bandas que terminan convirtiéndose en fijos de nuestro MP4, y que nunca habríamos conocido por otros medios. El problema es el sabor agridulce que dejan las votaciones. Canciones que obtienen su justa recompensa, junto a joyas despreciadas, y temas facilones que luchan por la victoria gracias a los vecinos, a salir los últimos, a efecticismos baratos, o el chichi de la Bernarda.

    Aquí va un homenaje a algunos grandes temas de Eurovisión que ni siquiera pasaron su semifinal (o si la pasaron, en la final no se comieron ni una rosca), por no ajustarse a los gustos cuadriculados del público y los jurados eurovisivos. Y que encima, tengo que soportar cómo las tachan de «frikis» sólo por haber participado en Eurovisión (si se hubieran escuchado en otros contextos, serían considerados como clásicos de la música moderna):

    Reino Unido, 1994. Frances Ruffelle: We will be free. http://www.youtube.com/watch?v=1YMqYVvj4Hw

    Grecia, 1997. Marianna Zorba: Horepse. http://www.youtube.com/watch?v=i-CcnvvLoKc

    Georgia, 2007. Sopho Khalvasi: My Story (Visionary Dream): http://www.youtube.com/watch?v=DBDax7GIUhw

    Estonia, 2010. Malcolm Lincoln: Siren. http://www.youtube.com/watch?v=P4Npayo2HHU

    Letonia, 2010. Aisha: What for?. http://www.youtube.com/watch?v=eUeZlgeUmp0&feature=related

    Suiza, 2009. Lovebugs: My Highest Highs. http://www.youtube.com/watch?v=CseWa_d43ck

    Noruega 2006. Christine Guldbransen: Alvedansen. http://www.youtube.com/watch?v=tRLwHxbcR7c

    Suecia, 2010. Anna Bergendahl: This is my life. http://www.youtube.com/watch?v=5P1neQKN-1k&feature=related

    Islandia, 2007. Eirikur: Valentine Lost. http://www.youtube.com/watch?v=J_wYnh5a4Qk

  4. estupenda aportación Shy, ciertamente muchas de ellas nos pasaron inadvertidas y te damos la razón en cuanto a que en España solemos criticar «por criticar», quizas en un intento de poner todo lo que sale en Eurovisión a la altura de lo que nosotros solemos enviar 😉 cuando, en general, perdemos – y mucho – con las comparaciones….(con honrosas y contadas excepciones); lo dicho: gracias!

  5. dani lo mejor del festival ste año ese daaaniiiii ni jimmy ni na daniiii

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes