}
Home / Entretenimiento y más / Eurocasting RTVE: defectos, virtudes y pronósticos

Eurocasting RTVE: defectos, virtudes y pronósticos

RTVE dará a conocer este jueves 15 de diciembre los resultados en las votaciones del llamado EUROCASTING 30 en su web de EUROVISIÓN, destinadas elegir sólo uno de los temas que participarán en la próxima edición de “Objetivo Eurovisión” en Febrero de 2017.

De casi 400 canciones presentadas a la convocatoria cuya meta es la Gran Final de Eurovisión en Kiev, la cadena pública hizo una preselección de 30 temas de estilos muy diferentes. De éstos, 10 serán los escogidos mediante un voto electrónico en la web de Eurovisión emitido en los primeros días de diciembre. Sin embargo, esta vez la polémica estriba en que de los 10 temas más votados por el público sólo uno – o al menos esa es la operativa anunciada hasta el momento – llegará a participar en la gala final de “Objetivo Eurovisión”.

¿Por qué sólo una y no tres o cinco?

Efectivamente, parece que RTVE se ha reservado una “selección interna” de cantantes para participar en la gala final de este año, es decir, que el grueso de la gala estará compuesta por propuestas que no han sido sometidas a la criba del público, lo cual empaña bastante el atributo de selección “popular” o “participativa” del denominado Eurocasting.

¿Pero por qué temen tanto los responsables Eurovisión en España que el público “elija mal”, cuando son ellos quienes han realizado una preselección de 30 entre 400 y de los 10 elegidos serán ellos nuevamente quienes determinen cuáles llegan o no la Gala Final de Febrero? ¿Por qué tanta racanería dejando al público una única opción de presentar a uno de sus seleccionados cuando el cásting de los 30 cuenta con canciones totalmente dignas (con arreglos y optimizando la producción) para el Eurofestival ?.

Mejor sería que si un año RTVE decide presentar a algún candidato en concreto, vaya a por todas con una sola opción decidida unilateralmente, o incluso con una preselección de varios de cara a una gala final con el voto último del público, pero no parece de recibo enfrentar a gente que no ha sido votada con otros artistas (todos ellos con su ego y sus expectativas) que sí han aceptado someterse a un cásting previo, a una promoción, a una campaña y a todo el esfuerzo e incertidumbre que ello conlleva. Es como si se establecieran diferentes niveles o rangos entre unos y otros, algo que no encaja en absoluto con la filosofía de certamen abierto y participativo. Una cosa es que los profesionales y expertos musicales orienten la selección. Seguramente deberán hacerlo. Otra cosa es que limiten y clasifiquen a los artistas por categorías.

Rafa Blas, un as en la manga de RTVE para Eurovisión

Por cierto, que entre los seleccionados internos de RTVE se barajan nombres como el de Rafa Blas. ¿Es que alguien duda de que Rafa Blas – por poner un ejemplo muy claro de alguien que lo tiene todo para triunfar en Eurovisión – no habría pasado la criba del público?. Por eso creemos que todos estos vericuetos no tienen sentido. Otra cosa es que el año que viene RTVE mandara a Rafa Blas directamente a Eurovisión. O a Chenoa. O a Pablo López. O a Xuso Jones. O bien, como dijimos antes, que los presentara en una sola gala de selección con otros artistas de su categoría, con las mismas condiciones previas, pero no a través de esta especie de puerta trasera que ni tiene sentido ni parece demasiado justa.

#EUROCASTING30

En cuanto al cásting de los 30, entendemos que han querido diversificar estilos y si bien todos los seleccionados merecen consideración (algunos están claramente en embrión pero no dejan de tener su interés), se han dejado algunos por el camino que podían competir perfectamente con el resto. Nos referimos a casos como Mireia Montávez, Sognare, o  Andreas con su tema Feel. Podrá faltar producción/arreglos en sus temas, pero eso sucede prácticamente con todos, en mayor o menor medida. Tengamos en cuenta que la mayoría de estos artistas ya hacen un esfuerzo inaudito en presentarse, sin una productora de peso que les avale y esto es sin duda alguna lo bueno, lo extraordinario del Eurocasting: que RTVE se preste como platafoma para da a conocer por  a una serie de gente con talento, ganas y pocos medios. Sólo por esto, el tinglado de la preselección eurovisiva debería seguir adelante, de una manera o de otra, pero lo más equilibrada y respetuosa posible.

PRONÓSTICOS Y DESEOS

Y ya sólo queda el jueves felicitar a los 10 que a partir de las 12:30 se acercarán un poquito más a la gloria europea y mundial. Vamos a comentar un poco las que más suenan como posibles seleccionadas:

Tenemos dos propuestas que aglutinan a “fauna” de muy diverso pelaje, con un enorme, casi unánime consenso: Brequette con su “No Enemy” y Javián, con la gran sorpresa de su nuevo single “No somos héroes”.

La sudafricana Brequette Cassie tiene una voz IMPRESIONANTE y el tema (participado por Barei como compositora) suena muy, muy bien y mejor aún en la última versión que ha querido responder un poco a las críticas de que era un tanto plano en su segunda parte. Desde nuestro punto de vista, esta canción no es especialmente “eurovisiva” y eso es bueno y malo a la vez, en el sentido de que siendo un tema de gran calidad, en una fiesta como Eurovisión, quizás haya que escucharlo más de una vez. Pero, pase lo que pase, presentarnos con la vocalmente perfecta Brequette a Eurovisión y con esta canción ya es un lujo de por sí y a partir de ahí, sinceramente, que le den a la clasificación!!. Y que le quiten a la chica lo bailao de todo lo que ya lleva vendido en ITUNES, SPOTIFY …etc.

Javián  se ha hecho en muy poco tiempo el espacio que andaba buscando desde que salió del mítico OT1. Gracias al negocio de sus heladerías ha podido resistir una travesía del desierto de casi 15 años para volver a RTVE y revelarse, primero en OT El Reencuentro, como un hombre franco y honesto, con las ideas muy claras, muy lejos de aquel chaval que apuntaba maneras cantando por Maná, mientras que su estirpe sevillana le facilitaba salir airoso de las coreos y el pop salsero en los que siempre quisieron encasillarle. El “No somos héroes” convence a todo el mundo y a la primera, aquí y en Europa: bien parece que aquel éxito que un día le hiciera “la cobra” (mascota oficial triunfita 😂)  hoy está llamando a su puerta fuerte e insistentemente.

Fruela y su peculiar ritmo electrónico “Live it Up” tiene cientos de fans, lo mismo que la formidable Leklein con su “Ouch”. Son ambos temas muy bien producidos e interpretados que arrastran a una mayoría y da gusto comprobar – de nuevo, gracias al Eurocasting – que en nuestro país haya gente tan solvente en un género tan alejado del tamiz lírico – aflamencado, sello del pop patrio, aunque en su contra quizás tienen precisamente el que, por reproducir a la perfección el “average” sajón eurovisivo de los últimos años, pueden caer en una rutina o patrón que se repite año tras año desde Armenia hasta Lituania (con compositores mercenarios que componen prácticamente lo mismo para unos y otros, tanto monta, monta tanto). Algunos son auténticas calcamonías de hits de los años 90 – 2000. Aún así, creemos que ambos temas valen la pena como apuestas profesionales, tienen que estar y estarán entre los 10 sin género de dudas.


El Padre Damián también presenta buenas opciones de salir con “Thousand Suns”, un estilo muy reconocible para el público europeo, así como Romy Low con el muy pegadizo y bailable estribillo de su “In love” e Ivette Vidal, para quienes gustan de un ritmo algo más funky (“Do you want me).

Para el gusto más hispano, destaca la calidad de Javi Soleil  y su voz muy personal (“Alas mojadas”) y la maestría de Nieves Hidalgo con un tema precioso, “Esclava”, pero !ay!, ¡cuidadín! que ya sabemos del peligro que lo racial – flamenco tiene en feudos eurovisivos. Por eso, en el otro extremo, lo tiene algo mejor Carmel con su tierna balada “Waiting for a better end” , de indudable calidad y una gran voz.

El soul intimista de Gio y su “Vuelve a mí” podrían dar una sorpresa, igual que Nicky Triphook “Daddy’s little girl”, una buena composición llena de ritmo al estilo pop de los primeros años sesenta.

Por otra parte, creemos que aún nos faltan unos cuantos telediarios para que el talento unido a la calidad y creatividad de la Alicia Nurho Band y su mágica y envolvente “Under the light” tuvieran probabilidades de salir seleccionados, pero ya nos vale con que estén ahí (aún así… ¡¡ojalá estuvieran entre los diez!!).  Por último, pensamos que es mejor circunscribir los estilos reggaetton – bachateros, a su hábitat natural, que es el nuestro (en España suenan invariablemente en todo festejo y algarabía que se precie), antes que experimentar con ellos en Eurovisión.

Y para el final, nos hemos dejado a nuestra selección particular: la valenciana Rebeca Moss (Rebeca Moscardó). Auténtica diva mediterránea que ya destacó en “La Voz” llegando a definirse posteriormente con un estilo pop-dance como el de “Volveré por tí”. Esta canción tiene todos los ingredientes de los hits de los 80-90, muy en la onda del ritmo y esencia de aquél superhit de Lara Fabián,”Otro amor vendrá”. Lo mejor es que capta la atención a la primera que lo escuchas, sin necesidad de que se comprenda del todo la letra (caso de que lo presente en español, aunque ya tiene una magnífica versión italiana y una apuntada en inglés). En el punto en el que estamos, quizás le falte algún arreglo y posiblemente una producción más actualizada a la altura de la imponente, extraordinaria voz de Rebeca. Finalmente, una escenografía en condiciones nos podría ayudar en Kiev a lograr esa clasificación interesante, e incluso interesantísima, que España espera de Eurovisión desde hace ya tantas lunas … de Valencia!! 😉 “.

Así que…desde aquí gritamos: ¡¡Amunt Rebeca!!.

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes