}
Home / Ciencia y saber / Competencias interculturales: comunicarse en la diversidad

Competencias interculturales: comunicarse en la diversidad

    

 

Parte I

 

Competencia Intercultural: para entendernos más

 
En un mundo laboral globalizado, relacionarse con éxito con personas de otras culturas, no sólo implica tener buenos conocimientos a nivel técnico y lingüístico, también es importante comprender formas de actuar, pensar y comunicar diferentes a las propias. Si no se conocen las diferencias culturales, puede haber malentendidos que, no pocas veces, llevarán hasta el fracaso de la cooperación. En cambio, si se reconocen las diferencias y se gestionan de una manera provechosa, se convierten en una ventaja competitiva. 
Comunicarnos con otras culturas precisa unos conocimientos previos

Para estudiantes,  técnicos y ejecutivos que trabajan una temporada en el extranjero en cargos de alta responsabilidad, es importante saber que puede haber diferencias significativas en aspectos como estilos directivos (p.ej. estilo directivo participativo o autoritario), jerarquías planas o marcadas, maneras de motivar a los empleados etc. Al trabajar en un equipo internacional, hay que tener en cuenta que puede haber diferencias esenciales en aspectos como de qué manera se toman decisiones, cómo se solucionan conflictos, cómo se critica el trabajo de un colega, cómo se da un feedback, cómo se manejan agendas de reuniones etc. Observamos un poco mejor dos aspectos:  

      

Agendas de reunión

En culturas como la alemana, muchas veces se sigue estrictamente el planning de las agendas de meetings, incluido el horario de cada punto a tratar. Para otras culturas, como la española, una agenda de reunión es más orientativa. Cada enfoque de trabajo tiene sus ventajas y sus desventajas: Una agenda rígida asegura que todos los puntos importantes se vayan a tratar, al mismo tiempo que dificulta la espontaneidad. En cambio, si se permite flexibilidad en la agenda, aumenta la probabilidad de creatividad e innovación, aunque muchas veces no se llegan a tratar todos los puntos inicialmente considerados importantes. Una observación importante en este contexto es que tendemos a interpretar maneras de trabajar diferentes a la nuestra según la lógica de nuestra propia cultura: a un alemán, una reunión en la que no se sigue el planning le puede parecer “caótica”, mientras a un español, le puede molestar la “inflexibilidad” de una reunión en la que se sigue el estrictamente planning inicial.

   

Parte II.

   

 Un “no” no es siempre un “no”

 
 El estilo comunicativo alemán es más directo que el español. Esto quiere decir que a menudo, las cosas se suelen expresar tal y como son, también cuando implica un mensaje negativo. Muchos alemanes, para decir que no les gusta un proyecto, que no les interesa una propuesta etc., utilizarán directamente la palabra “no”, mientras que en culturas de comunicación más indirecta un rechazo se suele expresar de forma más sutil, como con un “quizá” o “ya veremos”. Un español, menos acostumbrado a un estilo de comunicación directo, se puede ofender ante un “no” directo y sin más de un alemán. En cambio, un alemán, acostumbrado a que las cosas se dicen tal y como son y por lo tanto a interpretar literalmente lo que dice el otro, igual se llevará una sorpresa cuando al cabo de un tiempo se da cuenta de que el “bueno, ya lo hablaremos” del otro en realidad significa un no.

 

 Interpretamos según la lógica de nuestra propia cultura

 
 De la misma manera que los ejemplos citados, hay muchas más diferencias que influyen en el ámbito laboral. ¿Qué hacer con ellas? Cada vez hay más libros y páginas web con “Dos and Don´ts“, reglas de cómo comportarse y cómo no en una cultura determinada. Si a primera vista parecen muy útiles estas reglas y sí que nos pueden dar información valiosa acerca de aspectos de protocolo y etiqueta, cuando se trata de aspectos que se refieren a la interacción entre personas, hay que tener en cuenta toda una serie de limitaciones: Aunque se pueden describir tendencias de comportamiento de miembros de una cultura, puede haber muchas variaciones. Digamos que podemos describir un valor promedio, pero el comportamiento de un individuo puede diferir mucho de este promedio y por lo tanto es impredecible. No pocas veces cada persona se adapta a cómo se imagina a la otra persona. Igual ya han podido observar casos en los que p.ej. unos alemanes que por motivos de negocios pasaban unos días en España, no llegaban puntuales a una reunión, pensando que „en España, es así“, mientras que los españoles llegaban incluso antes de la hora, por la fama de „puntualidad absoluta“ de los alemanes.

  

 ¿Cómo nos puede ayudar la competencia intercultural?

Las reuniones de negocios son causa de interacción intercultural

  Con lo cual, para interactuar de manera eficiente con personas de otras culturas, en vez de estudiarse supuestas reglas de comportamiento, es mejor intentar desarrollar la llamada “competencia intercultural“, la capacidad de comportarse de forma apropiada y eficaz en el encuentro intercultural. Para esto no son sólo importantes los conocimientos concretos sobre una cultura determinada y conocimientos lingüísticos. Más valor tiene el autoconocimiento de la misma cultura, de la misma persona, de los valores y prejuicios. Para desarrollar una competencia intercultural es importante ser abierto, flexible, empático y buen comunicador, saber reaccionar ante la incerteza, así como tener la disposición a aprender cosas nuevas y la capacidad de adaptarse sin perder los propios valores. Estas “herramientas” se puede entrenar en trainings con enfoque en individuos, equipos o empresas.   

 Los trainings interculturales se han consolidado en los últimos 10 años sobre todo en Europa y Estados Unidos como instrumento eficaz para lograr este objetivo. El número de las empresas que preparan a sus empleados para un contacto internacional crece constantemente. En nuestro mundo globalizado necesitamos gente que gestionan empresas con la capacidad de mediadores interculturales para equilibrar situaciones complicadas, para resolver conflictos interculturales y para manejar estereotipos y prejudicios. Esta capacidad intercultural si puede aprender en trainings, coachings y con mediadores interculturales.

         

Susanne Rieger
Instituto Indialogo
indialogo@telefonica.net
www.indialogo.es

    

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

One comment

  1. Hola a tod@s!
    Necesito de tu ayuda amig@.
    Realizo una ponencia-taller sobre “Comunicación Intercultural” y estoy recabando información.
    Me vale todo: costumbres socio-culturales de tu tierra, de tu región, anécdotas de viaje, malentendidos culturales, cosas positivas y negativas, formas de saludar, en fin, todo lo referente a los usos y costumbres en la comunicación entre dos o más personas con diferencias multiculturales.

    También me valen cosas que hayas visto, oído, hecho, padecido, etc…en un viaje a otro país o comunidad. Situaciones cotidianas para tí, pero que situadas en un contexto árabe, latinoamericano, africano, japonés, gitano, nórdico, hindú, etc…me sirvan para acercar las diferencias culturales y el enriquecimiento mutuo a mis alumn@s.

    Gracias! Emilio.
    euroafroamericano@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes