}
Home / Monografías / CARTAS DESDE EL SÁHARA (I)

CARTAS DESDE EL SÁHARA (I)

   
 

¿Qué es ser cooperante?

 

 Me llamo Eloi y tengo 27 años. Soy cooperante expatriado en los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf, Argelia.  ¿Cooperante? ¿Expatriado? ¿Campo de refugiados saharauis? ¿Cómo? ¿Por qué? … muchas preguntas que os intentaré contestar desde esta columna en varias entregas para dar a conocer la realidad de un conflicto olvidado y también para que conozcáis un poco más de primera mano ese sector muy conocido pero poco sabido y esa figura a menudo idealizada de los profesionales de la solidaridad.  

  Empezaremos por qué quiere decir ser cooperante expatriado y cómo se llega hasta aquí.  

 La cooperación internacional, la ayuda y la solidaridad del mundo desarrollado con los países empobrecidos tiene muchas vías distintas, con multitud de ONGs y caminos por los que se puede llegar a echar una mano a los menos afortunados.  

 Para gestionar toda esa ayuda, gobiernos y entidades requieren de una estructura más o menos amplia, plagada de voluntari@s que donan su tiempo o profesionales que han hecho de la solidaridad su modo de vida encontrando con ello un trabajo remunerado.  

 Estas personas son las que se llaman cooperantes y los llamamos expatriados cuando por exigencias de su cometido deben desplazarse a los países donde se implementan los proyectos y vivir de forma más o menos fija en ellos.  

 Sus tareas van desde la formación de cualquier tipo; técnica, docente, administrativa, sanitaria, ocupacional, etc. hasta la dirección de una intervención pasando por el apoyo logístico o la coordinación de grupos locales o extranjeros y el seguimiento en terreno de la implementación del proyecto por parte del socio local, entre otras, y en la misma línea encontraremos múltiples tipos de proyectos solidarios que explicaremos más adelante en próximas entregas.  

  ¿Qué perfil tiene un cooperante? 

El cooperante tipo es joven, entendiendo como tal entre 23 y 33 años, normalmente solter@ y con formación universitaria. 

 Para serlo se requiere de una formación específica y algo de experiencia en ella, disponibilidad para viajar, estar un tiempo lejos de casa y adaptarse a las condiciones de vida del lugar, que normalmente no son cómodas, y dependiendo del destino, pueden llegar a ser muy duras. Por ello será raro encontrar a gente muy joven sin formación, personas con pareja e hijos en el país de origen o profesionales mayores de 40 años en puesto que no sean directivos o jefes de proyecto. A pesar de ello, en poco tiempo he tenido la ocasión de conocer casos singulares de los tres tipos lo que demuestra que cualquiera que lea este artículo puede decidir hacer las maletas y probar la experiencia.  

 Texto y fotografía:  El Tàvec 

Tindouf, marzo de 2010   

   

   

   

        

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

One comment

  1. muy interesante! gracias Tàvec, la verdad es que yo estoy pensando hacerlo el próximo año, soy estudiante de telecos 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes