}
Home / Viajes / Arabia Saudí facilita el acceso a sus importantes ruinas nabateas
Tumba en Al-Hijr en Arabia Saudí, Patrimonio de la Humanidad (UNESCO)

Arabia Saudí facilita el acceso a sus importantes ruinas nabateas

Tumba en Al-Hijr en Arabia Saudí, Patrimonio de la Humanidad (UNESCO)

El legado arquitectónico de los nabateos es conocido mundialmente por el asentamiento de Petra (Jordania), su capital, confluencia del comercio internacional en la antigüedad del Próximo Oriente y foco- estrella del turismo internacional, muy especialmente desde que la saga de Indiana Jones localizara en el interior de su templo principal el legendario escondite del cáliz de Cristo.

Pero la influencia de los nabateos, asentados principalmente en lo que hoy es Líbano, Siria y Jordania, alcanzaba todas las áreas con las que comerciaban, llegando hasta Arabia, la India y todas las riberas del Mar Rojo. Es precisamente el yacimiento arqueológico de Madain Saleh, en el Noroeste de Arabia Saudí, uno de los principales testimonios de la sociedad preislámica en el país y uno de los primeros monumentos saudíes en figurar en el Patrimonio Cultural de la Humanidad (UNESCO), el que ahora está siendo abierto progresivamente a la entrada de turistas tras años de prohibición por parte de las autoridades.

En 2007 cuatro turistas de nacionalidad francesa que visitaron el lugar fueron tiroteados y muertos, al parecer, por miembros de Al-Qaeda (aunque el atentado no fue nunca reivindicado), hecho que motivó el cierre de las instalaciones. Desde entonces, han podido acceder con cuentagotas estudiosos y, cada vez más, ciudadanos saudíes, llegando hasta la cifra de cuarenta mil el año pasado. Actualmente, ya se pueden obtener permisos de visita con cierta facilidad desde Ryad, la capital o desde la población cercana de Al-Ola, otra ciudad histórica, y foco de la antigua ruta del incienso.

Interior de una de las tumbas en Madain Saleh

Las ruinas de Madain Saleh se encuentran a 320 Km. de Medina y ocupan una extensión de 15 Km2, en la ciudad de Al-Hijr (lugar de la roca). Se trata de una serie de tumbas monumentales, labradas en montañas de areniscas rosadas, acompañadas de cisternas, murallas, rocas, etc. y constituyen los monumentos nabateos mejor conservados después de Petra. Ambos focos evidencian el antiguo esplendor de las rutas de las caravanas del incienso y las especias en las época pre-romana.

El lugar acoge también varios museos, incluyendo uno dedicado al famosos ferrocarril Hejaz construido por los turcos otomanos a principios del siglo XX y que discurría desde Damasco a Medina, pasando por Al-Hijr y otro abierto recientemente, sobre las rutas de peregrinación a La Meca.El mayor volumen de visitantes en la zona se registra entre Diciembre y Marzo, a fin de sortear los calores extremos del desierto.

Fuentes: AFP y Wikipedia

About Solomirar.com

Solomirar.com es una revista digital independiente creada en 2010.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
Por favor, si te gustan nuestros contenidos
apoya nuestra web agregándonos a tus redes